SOBRE

INOPIA

Están por todas partes, revolviendo el mundo y rebuscando a su alrededor movidos por una insaciable curiosidad, fruto de su necesidad de respuestas a la infinidad de preguntas que acuden a su mente, a raíz de la percepción o la imaginación.

Se cuelan por pequeños recovecos, suben a las más altas cumbres y bajan a los abismos más recónditos, emprenden peligrosas aventuras movidos por ideas sencillas o divagan inmóviles sobre mundos mentales inmensos durante días. Nadie gana a estos seres en cuanto a la búsqueda de respuestas, pues no esperan a que la duda acuda a sus cabezas, si no que nacen con ella y no la sueltan jamás. Siendo las criaturas más curiosas que existen, también son muy olvidadizas, ya que en algún momento y por algún motivo, olvidan parte o todo lo que han aprendido, y vuelven a empezar.

L@s INOPIA son el mayor símbolo de curiosidad que puede encontrarse, una curiosidad nutritiva y enriquecedora que trajo consigo la inteligencia, ¿o la inteligencia trajo consigo la curiosidad? En cualquier caso, una siempre hace crecer a la otra, y es la duda la que suele conseguir la respuesta al notar que ahí falta algo, al estimular esa necesidad natural de saber, aprender a atender al detalle inconscientemente y a hilar ideas y conceptos, encontrando en ocasiones cosas que no se había pensado siquiera que pudiesen existir.

Hay INOPIAS donde quiera que podamos imaginarlos, y su inteligencia es suficiente como para poder entender el mundo y su contenido, relacionarse y comunicarse con este y conservar algunas de las respuestas que encuentran dentro o fuera, aunque lo que baste conservar sea la duda. Hay algo que l@s INOPIA jamás olvidan una vez se lo cuestionan, la pregunta sobre «¿Qué es la Realidad?» Esto les hace incluirse para siempre dentro del resto de su futuro, su presente y su pasado, haciendo manar miles de preguntas más y moviéndolos a indagar con más ahínco si cabe en la existencia y la imaginación.

INOPIA = CURIOSIDAD

INOPIA surge de la obra DEEP, dibujo realizado mediante bolígrafo sobre papel durante mucho tiempo, principalmente mediante la técnica de dibujo automático, tratando de dejar la mente en blanco mientras la mano crea directamente desde el subconsciente. 

DEEP consiste en un autoretrato físico/psíquico, donde quedaron plasmados mis pensamientos, ideas, opiniones, teorías y divagaciones a media que se iba construyendo poco a poco la obra, surgiendo de esta forma la figura sugerida por algún significado anterior, y viceversa, dando forma a un mundo con códigos y símbolos propios, experiencias personales y conscientes, mezclado con material subconsciente. Tras el proceso de dibujo, contando con +900h, se aplicó un coloreado digital de +90h, tratando de conservar los colores que por capricho más que composición fueron aplicándose os primeros, continuando en parte la técnica de creación automática con la que surgió esta obra.

De esta forma, de manera espontánea y natural, nació el primer Inopia ya interactuando con su entorno, seguido por más que cambiaron su forma mientras exploraban esa realidad donde fueron concebidos, antes de salir de ella.

Los primeros Inopia que surgieron poseían aspecto más humanoide, pero ya desde un principio atendían a su alrededor más que el resto de criaturas de esta realidad que es DEEP. Se convirtieron en un recurso que aplicar cuando una escena me parecía curiosa, colocaba un Inopia para que siempre observara aquello, para que toquetease lo otro o se metiese en lo que fuera, muy parecido a lo que haría yo en su situación, según he podido ir comprobando con el tiempo que me parezco a estas criaturas más de lo que hubiese esperado nunca.

Así, cuando algo dejaba una mancha en el dibujo, o este sufría un imperfecto en su soporte, un Inopia acababa dando a ese «fallo» un sentido, la fantasía interactuaba con la realidad que se colaba dentro de ese mundo de forma tangible, real, mientras los Inopia empezaron a salir de DEEP, para continuar su viaje en nuestro mundo y aún más lejos.

Lo inmenso queda reducido a arena si se desgrana en individualidades, lo pequeño se une para crear algo grande pero sigue siendo pequeño; la mente ha sido educada para reconocer esquemas olvidando sus partes, y la rutina cataliza el aletargo en el que se suele sumir al abandonar la edad de descubrimiento, cuanto más conocemos menos descubrimos, y más nos acostumbramos a los dictados de nuestro propio esquema vital. Hay que salir, observar y atender a las lecturas que ofrece el exterior, a la vez que escuchamos nuestro subconsciente y logramos la escisión entre lo que sabemos y lo que somos.

 Inopia es la encarnación de la mente despierta, de la curiosidad capaz inagotable y capaz de todo que capta el entorno y el instante de forma intuitiva y natural, al necesitar estímulos y respuestas. El detalle construye el conjunto, oculto a simple vista, y cuando no pasa desapercibido es por una mezcla de atención y suerte, y ya que la suerte esta tan caprichosa y libre como un Inopia, qué más que atender al mundo que nos rodea y del que formamos parte, igual que los Inopias atendieron a DEEP, pudiendo así ir más allá.

DEEP